lunes, 20 de marzo de 2017

Medicina Hiperbárica crea su sociedad e insta a cumplir indicaciones y seguridad - DiarioMedico.com

Medicina Hiperbárica crea su sociedad e insta a cumplir indicaciones y seguridad - DiarioMedico.com



ÚTIL EN DOLOR, APLASTAMIENTOS, PIE DIABÉTICO, VASCULITIS Y EDEMA ÓSEO

Medicina Hiperbárica crea su sociedad e insta a cumplir indicaciones y seguridad

El I Congreso Nacional de Medicina Subacuática e Hiperbárica, celebrado en Madrid, repasa los usos del oxígeno hiperbárico y pide aumentar el número de cámaras multiplaza. El futuro augura la ampliación de las patologías que pueden abordarse con esta técnica.
Cristina Pascual | redaccion@diariomedico.com   |  20/03/2017 00:00
 
 

Miguel Ángel Brinquis, Eva María Sanz
Miguel Ángel Brinquis y Eva María Sanz del Hospital Gómez Ulla, de Madrid; Emilio Salas, del Hospital San Fernando, de Cádiz, y Manuel Salvador, del Hospital General Universitario, de Castellón, durante el I Congreso de Nacional de Medicina Subacuática e Hiperbárica. ()
El oxígeno hiperbárico (OHB) ha demostrado tener numerosas aplicaciones en el tratamiento del dolor neuropático, del pie diabético, de vasculitis y edema óseo, entre otras, además de mejorar en gran medida la calidad de vida del paciente, sin suspender la medicación prescrita antes del tratamiento con OHB. Así lo han afirmado los profesionales reunidos en el I Congreso Nacional de Medicina Subacuática e Hiperbárica, que se ha celebrado en Madrid. Asimismo, también han señalado los beneficios del tratamiento en patologías autoinmunes, ya que el OHB actúa como inmunomodulador, reequilibrando las poblaciones de linfocitos T y B y neutrófilos.
Los profesionales han recalcado la necesidad de "adquirir como mínimo una cámara hiperbárica más para la Comunidad de Madrid, ya que este tratamiento con oxígeno acaba rápidamente con las intoxicaciones producidas por monóxido de carbono (CO) y otros gases tóxicos".
Manuel Salvador, traumatólogo y jefe de la Unidad de Medicina Hiperbárica en el Hospital General Universitario de Castellón, afirma que "en casos de intoxicación por CO es esencial la descompresión con oxígeno. Hemos podido observar, a través de un toxímetro transmutado, cómo a los pocos minutos de entrar en la cámara hiperbárica suben cuantiosamente los niveles de oxígeno a solo 2 atmósferas, reduciendo la toxicidad en el organismo".
Eva María Sanz, de la Unidad de Medicina Hiperbárica del Hospital Gómez Ulla, ha destacado la utilidad del tratamiento con OHB en dolores neuropáticos: "El 15 por ciento de traumatismos y cirugías con complicaciones dejan como secuela un dolor neuropático. En los últimos años observamos que gracias al tratamiento con OHB este dolor neuropático desaparece".
Sanz ha podido demostrar la elevada eficacia del OHB en el tratamiento del daño cerebral adquirido y en determinados casos de hemiplejia. "Observamos una mejora muy importante en la espasticidad, sobre todo en tratamientos acompañados de fisioterapia". Asimismo, en esclerosis múltiple se está observando "una mejor tolerancia a las sesiones de fisioterapia, mejorando la condición física del paciente y acelerando el proceso de neuroplasticidad cerebral".
Salvador ha destacado otros beneficios: "Puede ser increíblemente útil en en casos de parálisis provocadas por accidentes. Si se aplica el oxígeno durante el traslado al hospital mejora el cuadro clínico del paciente antes de llegar a la cámara hiperbárica, debido al fenómeno de la ventana de oxígeno que elimina el nitrógeno".
Además, el uso de OHB produce cambios beneficiosos en la forma de los hematíes, que favorecen su emplazamiento en el interior de los capilares y la microcirculación. Según Salvador, en la vasoconsticción hipóxica se produce el efecto Robin Hood, donde los tejidos en los que no hay hipoxia compensan a los que sí la sufren, sobre todo en miembros inferiores. Tras 15 minutos de aplicar el oxígeno se observan mejoras en los valores del miembro hipóxico, pero los de oxígeno normales no aumentan".
Además, Salvador ha manifestado que es posible tratar a pacientes con adenocarcinomas en cámaras de OHB. No obstante, en el abordaje de tumores de estirpe epitelial, la cámara hiperbárica no está dando buenos resultados.
Usos en el futuro
Los profesionales tienen grandes expectativas respecto al futuro. Sanz vaticina la posibilidad de tratar patologías como la fibromialgia, el cáncer y las enfermedades neurológicas. "Estamos empezando a caminar en este ámbito, pero tener resultados positivos nos anima a desarrollar una casuística que nos permita publicar más trabajos y mostrar los beneficios del oxígeno hiperbárico". 
Salvador cree que "el futuro de la medicina hiperbárica está en el conocimiento de moléculas reactivas de oxígeno que producen efectos beneficiosos, mejorando la supervivencia de los tejidos afectados por un síndrome de aplastamiento".
Las esperanzas también están puestas en los estudios en cultivos de células endoteliales provenientes del cordón umbilical, donde se analizan las condiciones de un retardo cicatricial o de una radioterapia y los beneficios que se obtienen estimulando o suprimiendo la actividad de ciertos genes con el OHB.